En el Ecuador como en muchos países de Latinoamérica aún existe una resistencia cultural por implementar páginas web dentro de las estrategias de lanzamiento, posicionamiento o ventas de productos y servicios, esto se debe en gran medida a la proliferación de ofertas en diseño y desarrollo que no cumplen los parámetros básicos de una plataforma bien gestionada, que realmente se convierta en una herramienta útil para cumplir los objetivos que persiguen empresas grandes y pequeñas, emprendedores y dueños de toda clase de negocios.

  La dura realidad es que la gente quiere y necesita vender por internet y adaptar sus modelos de negocio a la nueva era del marketing digital, ¿Por qué?, sencillo, el mundo avanza a pasos agigantados hacia allá, y si no estamos preparados, estamos predestinados a sucumbir frente a la arremetida del mundo virtual y el gran cambio que el mismo propone, sobre todo en el comportamiento del cliente/usuario digital, que es muy diferente al tradicional.

  Pero el problema no es conseguir quien te proporcione una página web bien desarrollada, hay muchas ofertas con diferentes precios y características, el problema es, ¿A quién le creo?. Resulta que la gente y algunos clientes cuentan que han pagado hasta USD $2000 por una página web que nunca los terminó de convencer y se sienten estafados, pero también están del otro lado personas que han pagado menos de USD $90 y sus páginas web han quedado según sus mismos términos en lo que llaman: “Páginas web que parecen solo agendas telefónicas”, yo lo traduzco en “Páginas web que no cumplen los objetivos propios de su naturaleza”, sino que se reducen a ser simples repositorios de datos básicos de una empresa para que la gente los llame o visite, pero para eso ya se inventó hace muchos años las páginas amarillas.

  La verdad oculta detrás de todo esto es que las agencias y proveedores de servicios web no se toman el tiempo de realizar un verdadero análisis del mercado, entorno y estrategia digital propio de cada cuenta o cliente, y proponer honestamente un plan en precios y características que se adapten y sean fieles al presente de la empresa, mida y proponga cumplir objetivos claros y específicos, demuestre con claridad el alcance para no crear falsas expectativas y sobre todo genere un ambiente de confianza en donde el cliente consciente de lo que está adquiriendo pueda mantener un relación estrecha y a largo plazo con un servicio web, que lo acompañe y le brinde todas las facilidades de mantenimiento en el tiempo, solo así el desempeño y el crecimiento de un entorno web nos irá dando las soluciones o exigiendo más trabajo según como el giro del negocio crezca en rentabilidad, sino es así, cualquier precio de página web caro o barato, sonará a ‘ENGAÑO’

  Sin embargo, algo que aún no se ha dicho en nuestro medio es que; lo que realmente tiene un valor fundamental en la cadena de producción de una página web es el “Valor del Contenido”, que depende del talento que tengas para colmar tu web o tu blog de información tan relevante que las personas se sientan mal si no te siguen o si no tienen tu página como referencia del mercado en el que estás trabajando.

  Y de seguro te estarás preguntando:

 ¡Entonces! Si de verdad el contenido puede marcar la diferencia, ¿Que clase de página web necesito para comercializar mis productos o servicios en el mercado digital?

   Te aseguro que tienes la respuesta en la misma pregunta.

  Una página web que te facilite la subida, cambio, gestión y mantenimiento de CONTENIDOS (textos, fotos, videos, mensajes social media) sin necesidad de requerir en principio el soporte de una gran agencia que te cobrará miles de dólares por hacer lo que tu podrías gestionar en pocos minutos, no es difícil, ¡en serio!, si dedicas a tu página web un tiempo promedio diario de una o dos horas verás resultados importantes en poquísimo tiempo. La empresa que se encargue de brindarte el hospedaje y diseño web deberá brindarte como mínimo lo siguiente:

  1. Hosting (Hospedaje de tu página)

  2. Mapa de navegación decodificable para buscadores

  3. Peso de página ideal para carga rápida.

  4. Velocidad apropiada de navegación.

  5. Un SEO inicial adecuado con título de página, meta descripciones, encabezados.

  6. Panel de control básico de contenidos

  7. Asistencia en capacidad de ancho de banda por aumento de visitas en la web, esto es bueno porque mientras más ancho de banda necesites significa que la gente está como desesperada visitando tu página.

  Piensa que si tu negocio no puede vivir sin energía eléctrica, sin agua, sin teléfono, o sin el mismo internet, no podrá sobrevivir sin tener una página web funcional pero que no signifique un gasto enorme, sino más bien que lo entiendas como una mínima inversión mensual, pero que represente el aprender y entender de la mano de tu plataforma, el crecimiento digital que va a tener tu negocio.

  Buscamos cambiar la manera de brindar servicios web, no es rentable pagar por una página web bonita y gigante ó común y pequeña pero inservible, es mejor confiar en el crecimiento estudiado y medido que te puede brindar un servicio web concebido como “Servicio Básico”. No esperes a que mires a tu competencia y otros negocios creciendo con este tipo de desarrollos especializados con soporte básico, infórmate y comienza a exponerte en internet con tu página web sin necesidad de gastar mucho dinero, solo invierte tu talento y un poco de tiempo.

Quieres más información de este y otros temas clic en: QUIERO MÁS INFORMACIÓN

Quieres que un asesor te cuente más detalles clic en: NECESITO ASESORÍA

Quieres mirar el “Servicio Básico para Webs” clic aquí: MIRAR EL PAQUETE “SERVICIO BÁSICO”

Escrito por:

Raúl di Cazorla CEO Kin

Tu asesor de marketing digital y social media attraction