Con la disrupción de internet, las marcas aún están tratando de descubrir quién se ha llevado a sus clientes, algunas continuan por la ruta de apegarse a lo tradicional – lo que siempre han venido haciendo – otras están repensando sus formulas de marketing y ventas para atraer más clientes optimizando su inversión. La película Moneyball encierra lecciones que pueden ayudarte a entender como funciona el nuevo marketing: Inbound Marketing.

lecciones

Si recuerdas, la película se estrenó en 2013, así que imagino no se las voy a arruirar y si aún no la has visto, aquí tienes el trailer oficial para que te animes a verla. Brad Pitt, quien interpreta a Billy Beans tenia una misión, ganar la liga de beisball americana con un presupuesto muy inferior al que solían utilizar los demás equipos en esta competencia en donde además los de menores recursos tenían dificultad para retener a sus mejores talentos.

“La formula Moneyball se trataba de obtener el mejor ROI posible con los recursos disponibles”

En el contexto actual, donde la competencia se ha globalizado y los consumidores recurren a internet para resolver todas sus dudas sobre los productos o servicios que necesitan y no se dejan influenciar por la publicidad, han cambiado las reglas del juego.

¿Qué podemos aprender de Moneyball?

Los gerentes de las empresas se enfrentan a objetivos de crecimiento de negocios, aumentar su cuota de mercado y al reto de ganarse la lealtad del consumidor. Por lo tanto, pueden hacer lo mismo y sentarse a esperar los resultados o pueden implementar nuevas metodologías de marketing y ventas para el nuevo contexto.

Si Billy se hubiese quedado de brazos cruzados, viendo como sus competidores se llevaban a sus mejores talentos y conformándose con conseguir nuevos jugadores con el poco presupuesto que tenía, no hubiese reinventado el juego.

1. Encontrar a los clientes correctos

Así como Billy tenía a sus asistente que le ayudaban a encontrar a los jugadores ideales (que podía pagar), el inbound marketing puede ayudarte a atraer solo a los clientes ideales, y dejar de gastar tu dinero en marketing masivo, esperando a ver qué cae.

2. Nutrir a tu fuerza de ventas de solo las mejores oportunidades de venta

El equipo de contratación de Billy tenía la misión de ir sólo por los mejores jugadores, utilizando únicamente su instinto, seleccionaban o descartaban jugadores en la pizarra.

Hoy tu fuerza de ventas, no puede darse el lujo de basarse solo en la capacidad del vendedor para conseguir cerrar los negocios. La información es poder.

El asistente de Billy usaba un software para segmentar en función de ciertos criterios los tipos de jugadores que necesitan para ganar partidos y lo mejor, armar un equipo que podían pagar.

El inbound marketing puede ayudarte a nutrir y segmentar de manera automatizada a los prospectos más interesados en tus productos o servicios y entregárselos a tu fuerza de ventas con información util que los ayude a entrar en contexto para cerrar más oportunidades de ventas y sin desperdiciar recursos.

3. Integrar marketing y ventas para obtener éxito

Billy sabía que estaba reinventando el juego y que no iba a ser fácil. Al principio tuvo mucho resistencia de su equipo de reclutadores del entrenador del equipo y hasta de los mismos jugadores,que no entendían por qué jugaban en posiciones en donde eran subestimados.

Implementar Inbound Marketing, no es sencillo, requiere un cambio de mentalidad, informarse, capacitarse, aprender y confian en profesionales con experiencia. Por lo general una estrategia inbound empieza a dar resultados a partir del sexto mes, así que también requiere de paciencia.

Pero sobre todo, si realmente quieres hacer crecer tu negocio, requiere que ambos equipos, marketing y ventas, trabajen como una sola unidad, deben entender su rol dentro de la estrategia, para que los esfuerzos de conversión en cada etapa del embudo de ventas rinda los mejores resultados.

Mi Conclusión:

Si estás buscando reinventar el juego en tu industria, te recomiendo esta película como inspiración, y adoptar el inbound marketing para pasar de la idea a la acción.

Escrito Eduardo Eneque Moriautsch

Fuente Hubspot